Receta de Crestas de Gallo Guisadas

Las Crestas de gallo guisadas son un platillo originario de España, que, a pesar de contar con toda clase de beneficios para la salud que superan varias carnes, ha ido decreciendo en su consumo con el paso de los años.

Sin embargo, sigue siendo común encontrarse con algún local que venda las crestas de gallo guisadas como tapas, o también como un acompañamiento para las comidas en algunos restaurantes.

¿Cómo preparar las crestas de gallo guisadas?

A la hora de preparar las crestas de gallo guisadas puedes variar en la cantidad de proporciones que necesiten los productos, de manera que puedes cocinarlos como si fueran un acompañamiento o un simple aperitivo.

Información Nutricional

Las crestas de gallo guisadas sirven para tener un corazón saludable, teniendo 14 gramos de proteínas y sólo 12 gramos de grasa en total.

🍽️ Plato: Sopas y Guisos
🍳 Cocina: Española
🔪 Preparación: 25 minutos
🍲 Cocción: 90 minutos
🔥 Calorías: 350 Kcal
👫 Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 40 Gramos de tomate frito
  • 10 Almendras crudas sin piel
  • 3 Dientes de ajo
  • 2 Hojas de laurel
  • 2 Cucharadas de postre de ñora molida
  • 1 Cucharada sopera de harina de trigo
  • 1 Cucharada sopera de pimentón dulce
  • 1 Cayena
  • 1 Kilogramo de cresta de gallo limpias

Preparación

  • Paso 1: Para empezar esta receta, toma una olla a presión y pon a cocer las crestas de gallo por 30 minutos en 1 litro de agua, a la cual le debes echar una pizca de sal y hojas de laurel.
  • Paso 2: Mientras tarda en cocerse el agua, pon a calentar una sartén con aceite de oliva y sofríe los ajos, los cuales deberás pelar y laminar con anterioridad, remueve de vez en cuando para evitar que se quemen.
  • Paso 3: Cuando veas que el ajo se pone dorado, añade el pimentón y la ñora y, después de unos minutos, apaga la sartén y remueve los ingredientes.
  • Paso 4: Para continuar, echa la harina de trigo a la mezcla y vuelve a prender la sartén, vierte el tomate frito mientras mezclas los ingredientes, apaga nuevamente la cocina y aparta la mezcla.
  • Paso 5: En el momento que las crestas ya se hayan cocido, llena un vaso con el caldo que haya quedado en la olla, para posteriormente echarlo sobre una picadora y agregar el sofrito que hiciste, las cayenas y las almendras.
  • Paso 6: Finalmente, prende la picadora y tritura los ingredientes que echaste en el vaso. Una vez hecho esto, esparce la salsa sobre las crestas y ponlas a cocinar en la olla por otros 30 minutos a fuego lento. Pasado el tiempo, sirve.

Recomendación

Cuando compres las crestas de gallo estás ya habrán pasado por un largo proceso de esterilización, a pesar de esto, lo mejor será lavar en agua con vinagre antes de empezar a cocinar, ya que no sabes que tan frescas estén. Puedes acompañar esta receta con algún vino o un pedazo de pan en el que mojar la salsa.

¿Sabías qué?

Antes, las crestas de gallo eran usadas como un decorativo, no fue hasta mediados del siglo XIX que el abogado Alexander Balthazar de Grimod reconoció la naturaleza comestible de estos.

Aunque, muchas personas piensan que fue el mismísimo Leonardo Da Vinci que reconoció las crestas de gallo como un comestible en un libro de cocina escrito por él, dato que ha sido desmentido en varias ocasiones al descubrir que el libro en cuestión no fue escrito por él, pero sigue habiendo personas que ponen en duda estos hechos.

Recetas relacionadas

5/5 (1 Review)

Deja un comentario